aumentar disminuir original
El Universitario | Enfoques

Cómo prevenir el Síndrome Urémico Hemolítico

“¿Se cocinó bien ese churrasco?”, “¿Está cocida en el medio esa hamburguesa?”, “¿Habrá estado el tiempo suficiente en la parrilla ese chorizo?”, son las preguntas más recurrentes a la hora de evitar el Síndrome Urémico Hemolítico, enfermedad que puede llegar a causar graves consecuencias en niños, desde insuficiencia renal hasta la muerte. En relación a esto, Facundo Fernández Moll, epidemiólogo y docente de la Universidad, plantea: “Solemos escuchar a las madres preocupadas por el consumo de carnes mal cocidas. Si bien es un factor de contagio, no es el único ni el más destacado”. La incorrecta manipulación de los alimentos, el agua no potable o mal clorada pueden ser, igualmente, causales de la enfermedad.

En rigor, el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) es una enfermedad transmitida por una bacteria (Escherichia Coli) que libera un grupo de toxinas que pueden llegar a producir insuficiencia renal y dejar secuelas graves de por vida. Fernández Moll, profesor de Epidemiología y Estadística en Salud de la carrera de Licenciatura en Enfermería, comentó que estos microorganismos “viven en el tubo digestivo de muchos animales, particularmente las vacas, formando parte de su flora habitual”. De esta manera, el contacto de la materia fecal de estos animales con los alimentos que consumen los humanos permite que ingrese la bacteria al organismo. Por eso la cocción correcta de la carne, especialmente de la carne picada, es la primera medida de prevención.

“Esta enfermedad afecta principalmente a los menores de cinco años, con mucha más frecuencia a menores de dos años y es particularmente grave en niños menores de un año”, alertó el epidemiólogo. También puede desencadenar cuadros de gravedad en ancianos y personas con el sistema inmune deprimido. “En gran medida, es la respuesta del organismo la que permite o no que se desencadene la enfermedad. En el caso de los niños, su organismo es un huésped susceptible por cómo funciona su sistema inmunológico”, especificó.

De acuerdo a lo que informa Fernández Moll, la Argentina es un país endémico-epidémico: “Se estima que hay un caso cada cien mil habitantes por año, un número muy importante”. Por este motivo el SUH es identificado a nivel nacional como un problema prioritario de salud pública. “Esto se debe a que hay muchos casos en niños de una enfermedad que puede prevenirse”, sostuvo Fernández Moll. Puntualmente, en 2013 se estableció (a través de la Ley 26.926) que cada 19 de agosto se conmemore el “Día Nacional de la Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico”, con el objetivo de realizar durante esa semana campañas intensivas de concientización, a fin de informar a la sociedad los métodos para prevenir la enfermedad.

El especialista explicó que la contaminación se da tanto a través de los alimentos como del agua. “La enfermedad la podemos contraer ingiriendo alguna verdura que haya tenido contacto con la carne cruda, lo que implica una contaminación cruzada de alimentos, o bien por el lavado de verduras con agua no potable. Los natatorios, ya sean piscinas de material o de lona, al estar mal clorados, también pueden ser fuentes de contagio”, enumeró Moll.

El docente ejemplificó que también aquellos niños que tienen contacto directo con animales de granja o que se bañan en charcos de agua pueden ser susceptibles al contagio. También advirtió sobre el riesgo que representa el agua de riego empleada para las verduras y frutas que se consumen crudas: “¿Estamos seguros, por ejemplo, que la verdura que compramos se riega con agua potable no contaminada?”.

Frente al posible contagio de esta enfermedad el especialista manifestó que es necesario estar atentos a los alimentos que se consumen y a la manipulación que se realiza de dichos alimentos. “Debemos realizar un consumo responsable, saber qué es lo que consumimos y cómo lo hacemos. El lavado de manos, evitar la contaminación cruzada de los alimentos mientras cocinamos, mantener los recipientes cerrados en la heladera, lavar correctamente frutas y verduras son medidas indispensables, no sólo para evitar contraer SUH, sino para otras enfermedades”, sugirió.


Deja un comentario

Reglamento de comentarios

La Universidad pone a disposición de la comunidad universitaria y de la sociedad en general un espacio de "comentarios", desde un espíritu participativo, pluralista y abierto a las opiniones, críticas, sugerencias y aportes que los usuarios de la web quieran realizar.

No obstante, debe aclararse que se moderan y eliminan comentarios que:

  • No se relacionen directamente con el tema abordado de la noticia.
  • Tengan contenidos difamatorios o denigrantes hacia personas o hacia la institución.
  • Inciten a la violencia o sean discriminatorios.
  • Tengan objetivos comerciales o incluyan números de teléfonos o direcciones.

Al mismo tiempo, al realizar estos comentarios el usuario deberá tener en cuenta que el espacio no es interactivo ni tiene por función brindar respuestas a consultas individuales. Para este fin, la comunidad deberá dirigirse a las áreas respectivas en las dos sedes (Roque Sáenz Peña 456, Junín; Monteagudo 2772, Pergamino), o bien escribir a algunos de los contactos electrónicos de la institución.