aumentar disminuir original
El Universitario | Enfoques

Debate sobre el consumo de drogas

Wood“Durante mucho tiempo nos quejamos por la ausencia del Estado y ahora, cuando tiene que tener una figura presente, también nos quejamos”. Con este planteo el periodista y magíster en Políticas Públicas, Esteban Wood, abordó la problemática que apunta a definir qué posición adoptar, desde el ámbito público, en relación al consumo de sustancias ilegales.
 
Es que, de acuerdo a su análisis, la postura sobre este tema varió de una visión en donde se “criminalizaba al adicto”, hacia la posición actual, en la que existen fuertes tendencias para “legalizar las drogas como una forma de sacarle el negocio al narcotráfico”.
 
Wood se desempeñó como vocero de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR), y propone tomar “una posición intermedia”, pero con una marcada intervención estatal: “Lo que hay que pensar es de qué forma sacamos al adicto del sistema penal y, a su vez, quedarnos como Estado con una herramienta para poder ingresar al ámbito privado de la persona para rescatarla, porque ella ya no tiene conciencia de su enfermedad. Yo planteo buscar alternativas, ya sea desde la sanción administrativa hasta una ‘probation’. Que el Estado reproche una actitud que es socialmente disvaliosa y que genera daños, pero sin ir al extremo de la legalización que muchos pretenden”.
 
La posición de los medios
 
Esteban Wood disertó en una charla abierta denominada “Imaginarios y representaciones sociales sobre las drogas. Una mirada desde los medios de comunicación”, que se desarrolló en la UNNOBA.
 
Para el especialista, durante mucho tiempo los medios asociaban al adicto con lo criminal. “Tenían una mirada de preservación de lo colectivo y el adicto era aquel que ponía en riesgo la estabilidad social”, planteó Wood.
 
“En los últimos tiempos hay una visión más banalizadora, que hace hincapié en las libertades individuales y enfatiza el derecho de la gente a consumir”, opinó.
 
Por tal motivo, consideró que “se debería empezar a mostrar desde los medios de comunicación el lado socio-sanitario del fenómeno”. “Hoy en día pensamos el tema sólo cuando un adicto al paco se mete en un supermercado a punta de pistola”, ejemplificó.
 
Para Wood, no sólo los medios tienen una mirada sesgada sobre esta problemática. “El debate sobre las drogas es netamente económico y no se contempla el aspecto sanitario”, aseveró.
 
Desde su análisis, la posición actual a favor “de la legalización o la despenalización” resulta contradictoria desde su base constitutiva: “Si decimos que se puede despenalizar únicamente la marihuana por ser una droga blanda o inocua -lo cual también es discutible- bajo el parámetro de que no se puede ir en contra del artículo 19 de la Constitución que vela por las acciones privadas de los hombres, ¿por qué se va a privar a la persona que quiere consumir paco o cocaína de hacerlo? Eso es algo de lo que se está hablando en Uruguay, en donde se sustenta el marco legal sobre los parámetros de las libertades individuales”.


Deja un comentario

Reglamento de comentarios

La Universidad pone a disposición de la comunidad universitaria y de la sociedad en general un espacio de "comentarios", desde un espíritu participativo, pluralista y abierto a las opiniones, críticas, sugerencias y aportes que los usuarios de la web quieran realizar.

No obstante, debe aclararse que se moderan y eliminan comentarios que:

  • No se relacionen directamente con el tema abordado de la noticia.
  • Tengan contenidos difamatorios o denigrantes hacia personas o hacia la institución.
  • Inciten a la violencia o sean discriminatorios.
  • Tengan objetivos comerciales o incluyan números de teléfonos o direcciones.

Al mismo tiempo, al realizar estos comentarios el usuario deberá tener en cuenta que el espacio no es interactivo ni tiene por función brindar respuestas a consultas individuales. Para este fin, la comunidad deberá dirigirse a las áreas respectivas en las dos sedes (Roque Sáenz Peña 456, Junín; Monteagudo 2772, Pergamino), o bien escribir a algunos de los contactos electrónicos de la institución.