aumentar disminuir original
El Universitario | Vida Universitaria

El desarrollo de la UNNOBA desde 2011 hasta 2015

pagina2El rector de la UNNOBA presentó el informe de la gestión desarrollada durante el período 2011-2015. En una extensa ponencia, Guillermo Tamarit subrayó los avances en el área académica, calificó a la investigación como “la locomotora que conduce a la calidad”, mencionó la fortaleza de cada Escuela y del área de Extensión, ponderó la creación de la Secretaría de Cultura y del Instituto Académico de Desarrollo Humano, e hizo especial énfasis en la inversión que dispuso la UNNOBA en los últimos cuatro años en inmuebles y equipamiento para la actividad académica, investigación y extensión, que alcanzó más de 145 millones de pesos.
“En una síntesis podemos ver el verdadero mérito de esta Universidad, que tiene una relación virtuosa en sus gastos corrientes y su inversión de largo plazo”, afirmó Tamarit, para luego ampliar: “Esta es la dimensión que explica cuál es la virtud de la gestión. Sin la posibilidad de inversión, de discutir políticas activas y establecer criterios, la Universidad se convierte en un ámbito burocrático que solo paga salarios”.

Enseñanza

En primer término, Tamarit subrayó que la UNNOBA tiene “casi un 30% de alumnos regulares becados”, que es “un número muy importante para cualquier institución universitaria”.
También mencionó la importancia del proceso de internacionalización de la institución: “Poder comparar nuestras actividades con lo que sucede en el mundo es determinante para estar confiados en lo que hacemos. Creo que somos pioneros en que muchos de nuestros no docentes y gestores universitarios, también participen de este proceso”.
Además, destacó la expansión territorial de la Universidad a partir de convenios en más de 20 localidades. E hizo referencia a los avances a partir del trabajo realizado con docentes y no docentes en materia de capacitación.

Investigación y Transferencia

El rector aseveró: “La investigación es la locomotora que nos conduce a la calidad”. Además, sostuvo que la UNNOBA “tiene números en estas actividades que la distinguen del resto de las universidades”.
En ese marco exhibió avances en la formación de recursos humanos para el desarrollo de actividades científicas y de transferencia; el fortalecimiento de núcleos de organización y ejecución de actividades científicas y tecnológicas; la puesta en marcha de los institutos de Política y Gobierno, de Diseño e Investigación, de Bioinvestigación, de Investigación y Transferencia Tecnológica, y de Desarrollo Sostenible; y otros espacios de infraestructura y equipamiento, como el Laboratorio de Agrobiología Ing. José T. Lerner, el Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Energías Renovables (LIDER), el Centro de Investigaciones Básicas y Aplicadas (CIBA).
“En algo que tenemos una suerte de monopolio –explicó Tamarit– es en las actividades de mayor complejidad. En este aporte de calidad a partir del desarrollo científico y tecnológico, somos, quizás, la única institución de la región con la complejidad necesaria como para hacer esa contribución, por lo tanto, allí también hay un trabajo que hay que enfatizar hacia adelante”.

Extensión Universitaria

El doctor Tamarit también hizo hincapié en el trabajo en el área de Extensión Universitaria. Remarcó lo hecho durante diez años en el Programa de Educación y Promoción de la Salud de Adultos Mayores (ver nota sobre el programa en pág. 7), por el que pasaron más de 8.000 alumnos, los 2.535 asistentes a los cursos de Extensión Cultural, el trabajo en la Dirección de Deportes, la Escuela de Dirigentes Sociales, las Casitas del Saber y los proyectos de Extensión.

Escuelas

El rector detalló la perspectiva de la UNNOBA sobre cada una de sus Escuelas. Caracterizó a la Escuela de Ciencias Agrarias Naturales y Ambientales (ECANA) como “una suerte de buque insignia”, por la región en la que está ubicada la Universidad, y “por la calidad de sus actividades”. En tal sentido, indicó que “naturalmente, en el medio de la Pampa Húmeda, hay muchas más expectativas sobre esto que sobre otras actividades”, por lo que la UNNOBA debe “estar a la altura de ese desafío”.
En cuanto a la Escuela de Ciencias Económicas y Jurídicas sostuvo que “es un poco la decana de la UNNOBA”, dado que “sus carreras son anteriores a la propia existencia de la Universidad”, lo que permitió que la institución adquiera “una inserción social que difícilmente hubiese tenido sin este antecedente”.
Advirtió que las carreras de la Escuela de Tecnología “aparecen en su momento” porque “son las áreas del ahora”. Y añadió: “Creemos que esta Escuela va a enfrentar muchas más dificultades porque hay una gran presión respecto a esta área: cada vez se nos exige más rápido respuestas de mayor complejidad”.
En ese marco, el doctor Tamarit también habló sobre la creación del Instituto Académico de Desarrollo Humano, el espacio en el que se inserta la carrera de Enfermería. “Lo que nos hemos planteado como desafío es el desarrollo humano, el bienestar, la salud, y no pensar desde la enfermedad. Apostamos a ser proactivos en el desarrollo y poner a disposición lo mucho y bueno que tenemos al servicio de estas ideas”.
Finalmente recalcó que “se ha puesto de pie y jerarquizado al posgrado en la Universidad en muy poco tiempo” y adelantó que a futuro se trabajará en temas “que permitan vincular las distintas áreas del conocimiento, además de recurrir a otras instituciones que nos pueden aportar lo suyo y a quienes la UNNOBA les puede ofrecer lo propio”.

Cultura y comunicación

El rector de la UNNOBA también destacó la creación de la Secretaría de Cultura (ver nota específica en páginas 4 y 5): “Sin una cosmovisión, sin entender de dónde venimos, quiénes somos, adónde vamos, cuáles son los valores que nos animan, cuáles son las expresiones artísticas, cuál es esa sensibilidad… en definitiva, qué nos puede hacer vibrar con otros, es muy difícil pensar en personas que asuman una responsabilidad que vaya mucho más allá de la técnica que pueden aprender. Por eso la Universidad tiene que insistir en la dimensión cultural”.
Asimismo, señaló que el crecimiento del área de Comunicación le permitió a la UNNOBA tener “una voz universitaria”, y aclaró que los canales propios de la institución no tienen un espíritu “competitivo” con los medios locales, sino que “resultan complementarios a la oferta de comunicación en todo el espacio territorial” en donde se desarrolla.

Tamarit también mencionó las producciones del Área Universitaria de Realizaciones Audiovisuales (AURA), con nueve series en cuatro pantallas nacionales, una película en posproducción, la documentación de la actividad institucional y la realización de producciones originales para señales nacionales; así como la del Centro de Edición y Diseño (CEDI), que cuenta con 18 títulos publicados, la revista Núcleos, participación en tres muestras, presencia en ferias nacionales e inserción en industrias culturales. “Ambas experiencias han sido muy interesantes, virtuosas, y esto nos llena de orgullo porque son insumos de la universidad pero también tienen fuertes connotaciones fuera de la institución”, agregó.

Evaluación permanente

Para Tamarit, iniciativas como la Autoevaluación Institucional (año 2012), el Plan Estratégico 2013-2019, la Evaluación Externa de la CONEAU, la Acreditación Institucional Internacional por parte de la Red Internacional de Evaluadores en 2014, entre otras, marcan “un camino que ya es definitivo y tiene que ver con la excelencia de la gestión”, lo que es “determinante para la salud de la Universidad”.

Infraestructura

Finalmente, el doctor Tamarit se refirió al crecimiento en materia edilicia, con 41.145 m2 construidos, con más de 20 proyectos en las sedes Junín y Pergamino, que incluye edificios, laboratorios, bibliotecas y auditorios.
“Esta es una característica de la universidad y debe seguir siéndola”, enfatizó para luego profundizar: “Lo que hace esta Universidad con la infraestructura es atrapar el futuro. Pero no puede ser solo esto, tenemos un desarrollo edilicio más que suficiente para las tareas que realizamos y el principal desafío es nutrir a este extenso trabajo de infraestructura con actividades universitarias específicas: académicas, de investigación y transferencia y de extensión”.


El Universitario, premiado como “mejor publicación educativa”

El Universitario fue distinguido como “mejor publicación educativa” por parte del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires en el marco de la vigésimo cuarta edición de los “Premios Caduceo a Comunicadores y Medios de Comunicación de la Provincia de Buenos Aires”. La ceremonia se llevó a cabo el jueves 10 de septiembre en la sede central de esa institución, ubicada en la ciudad de La Plata.

El rector Guillermo Tamarit recibió el galardón en representación de El Universitario y de la UNNOBA. Agradeció al Consejo Profesional, a los integrantes del periódico que trabajan “día a día” en la tarea de difundir el conocimiento, a la comunidad universitaria que apoya y participa de la iniciativa y, muy especialmente, a los medios de la región del Noroeste bonaerense: “Quiero agradecer a la prensa local de Junín, Pergamino y zona de influencia que hace llegar a la comunidad el esfuerzo que hace la Universidad por difundir temas educativos. Fundamentalmente lo que hacen es apoyar el desarrollo de la UNNOBA. Creemos, en ese sentido, que tenemos una actividad complementaria: mientras ellos difunden nuestra tarea y nos acercan a la comunidad, nosotros podemos seguir avanzando en temas más específicos”.

Asisitieron al evento medios de toda la provincia de Buenos Aires que fueron premiados por su trayectoria y labores en radio, televisión, gráfica o periodismo digital. Los premios Caduceo están dirigidos a medios de comunicación y comunicadores que desarrollan su actividad en el territorio bonaerense y se distinguen por su labor en distintas áreas y localidades.


Deja un comentario

Reglamento de comentarios

La Universidad pone a disposición de la comunidad universitaria y de la sociedad en general un espacio de "comentarios", desde un espíritu participativo, pluralista y abierto a las opiniones, críticas, sugerencias y aportes que los usuarios de la web quieran realizar.

No obstante, debe aclararse que se moderan y eliminan comentarios que:

  • No se relacionen directamente con el tema abordado de la noticia.
  • Tengan contenidos difamatorios o denigrantes hacia personas o hacia la institución.
  • Inciten a la violencia o sean discriminatorios.
  • Tengan objetivos comerciales o incluyan números de teléfonos o direcciones.

Al mismo tiempo, al realizar estos comentarios el usuario deberá tener en cuenta que el espacio no es interactivo ni tiene por función brindar respuestas a consultas individuales. Para este fin, la comunidad deberá dirigirse a las áreas respectivas en las dos sedes (Roque Sáenz Peña 456, Junín; Monteagudo 2772, Pergamino), o bien escribir a algunos de los contactos electrónicos de la institución.