aumentar disminuir original
Escuela de Agrarias, Naturales y Ambientales | Extensión | Universitarias

Cátedra Sistemas de Producción Agropecuarios Sustentables

El 22 de agosto con un buen marco de participantes se realizó la tercera jornada de la Cátedra Libre sobre Sistemas de Producción Agropecuarios Sustentables (SPAS) promovida por la UNNOBA, el INTA, AIANBA y AAPRESID. En esta oportunidad el tema fue “El suelo como recurso fundamental de la sustentabilidad”. El encuentro se desarrolló en el auditorio “Atahualpa Yupanqui” de la Sede Pergamino de la Universidad.

Durante el encuentro el doctor Adrián Andriulo, investigador del INTA e integrante del Grupo Gestión Ambiental de la EEA Pergamino, dictó la conferencia: “El suelo en el foco”.  Este grupo de trabajo tiene por misión evaluar el impacto de los cambios en el uso y manejo de la tierra sobre la calidad del suelo y del agua, haciendo foco en el suelo y sus funciones ecosistémicas.

Destacó al carbono orgánico como el factor fundamental para promover los servicios ecosistémicos y la existencia de la iniciativa mundial 4 por mil para promover su almacenamiento en el suelo, de manera de compensar las emisiones de CO2 que ocasiona el cambio climático por aumento de la temperatura.

Mostró resultados  de tecnologías en base a rotaciones y cultivos de cobertura, entre los que se destacan el nabo forrajero, la vicia y la avena, que aumentan el secuestro de carbono en comparación con el monocultivo.

Este modelo actual que  tiene a la fertilización química como el único modo de aportar nutrientes al sistema, hace que se incentive la mineralización favoreciendo la pérdida de nitrógeno por volatilización, lixiviación y  escorrentía, y la fijación del fósforo en los reservorios minerales.

El modelo de producción ecosistémico que utiliza las leguminosas para aportar nitrógeno, reduce la mineralización promoviendo la asimilación por la materia orgánica, reduciendo las pérdidas de nitrógeno y favoreciendo la disponibilidad de fósforo por solubilización.

El proceso virtuoso de acumulación de carbono en el suelo, a diferencia del monocultivo, promueve asimismo la retención y degradación de los plaguicidas, proceso fundamental para reducir la contaminación ambiental.

En la continuidad de la jornada, el doctor Luis Wall, investigador del CONICET e integrante del laboratorio de Biología de Suelos de la Universidad Nacional de Quilmes, desarrolló la conferencia “Agricultura y microbiomas”. En su exposición señaló que hay que cambiar la consideración del suelo “como un florero”, en el sentido que su función es simplemente la de receptar los nutrientes aportados por los fertilizantes y entregarlos a las plantas, por el concepto del suelo como un sistema complejo que incluye a la biodiversidad.

Enumeró las especies que habitan el suelo, desde las bacterias, los hongos hasta las lombrices y su abundancia,  poniendo como ejemplo que en un gramo de suelo, se pueden encontrar hasta 10 mil millones de bacterias.

Estos microrganismos cumplen funciones muy importantes, como la transformación de la materia, la generación de la estructura y la fertilidad, hasta el control de las enfermedades del suelo y de las plantas. Constituyen verdaderas redes tróficas junto con la micro y meso fauna del suelo y las plantas, generando redes de interacción.

Señaló que con las nuevas técnicas bioquímicas de análisis, mediante la determinación de perfiles de enzimas y lípidos y con técnicas biotecnológicas de secuenciación del ADN del suelo, se están identificando y cuantificando a los microbiomas del suelo, lo que no era factible con las técnicas tradicionales usadas en microbiología.

Aplicadas en ensayos de campo, como los del proyecto Chacra Pergamino que conduce la Regional Pergamino-Colón de AAPRESID, permiten evaluar el efecto de las rotaciones sobre los microbiomas. Se observa que a mayor intensidad del uso del suelo, esto es mayor tiempo de ocupación del suelo por los cultivos, mayor es la actividad enzimática que se relaciona con una mayor diversidad biológica. El monocultivo en cambio homogeiniza la diversidad microbiana.

Se concluye que a mayor actividad y diversidad biológica, mejor salud de los suelos que prestan servicios ecosistémicos, lo que se traduce en mayor productividad.

La temática desarrollada en la jornada ha contribuido a actualizar los conocimientos sobre el rol del suelo en los servicios ecosistémicos y la necesidad de implementar sistemas de producción sustentables. El debate y las numerosas preguntas por parte de los asistentes al final de las conferencias, demostraron el interés despertado por este tema.


Deja un comentario

Reglamento de comentarios

La Universidad pone a disposición de la comunidad universitaria y de la sociedad en general un espacio de "comentarios", desde un espíritu participativo, pluralista y abierto a las opiniones, críticas, sugerencias y aportes que los usuarios de la web quieran realizar.

No obstante, debe aclararse que se moderan y eliminan comentarios que:

  • No se relacionen directamente con el tema abordado de la noticia.
  • Tengan contenidos difamatorios o denigrantes hacia personas o hacia la institución.
  • Inciten a la violencia o sean discriminatorios.
  • Tengan objetivos comerciales o incluyan números de teléfonos o direcciones.

Al mismo tiempo, al realizar estos comentarios el usuario deberá tener en cuenta que el espacio no es interactivo ni tiene por función brindar respuestas a consultas individuales. Para este fin, la comunidad deberá dirigirse a las áreas respectivas en las dos sedes (Roque Sáenz Peña 456, Junín; Monteagudo 2772, Pergamino), o bien escribir a algunos de los contactos electrónicos de la institución.