aumentar disminuir original
El Universitario | Enfoques

Enfermedades transmitidas por animales a humanos

EnfermedadesLa doctora Delia Enría, directora del Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Doctor Julio Maiztegui” (INEVH), consideró que hace falta enfrentar eficazmente las zoonosis porque “representan una amenaza continua para los sistemas de salud”.
En rigor, las zoonosis son enfermedades que los animales pueden transmitir a los humanos. La titular del INEVH explicó que algunas tienen la particularidad de ser “no erradicables”, porque los agentes que las producen están presentes en la naturaleza. Un ejemplo es la Fiebre Hemorrágica Argentina, una enfermedad causada por el Virus Junín, cuyo reservorio es un tipo de roedor. “La estrategia utilizada en el control de la Fiebre Hemorrágica Argentina, una enfermedad zoonótica para la que existe un tratamiento efectivo y una vacuna preventiva, ha sido una experiencia única y exitosa que es empleada como modelo en el mundo”, resaltó.
La especialista de la Maestría en Prevención y Control de las Zoonosis de la UNNOBA hizo hincapié en la formación de recursos humanos y reconoció que frente a los brotes, que constituyen “emergencias”, el sistema responde “como puede”, tratando de controlar la situación y brindando la capacitación desde la experiencia, en forma aislada. “Creo que es necesario sistematizar la formación de profesionales y técnicos que trabajan en este campo”, insistió.
EnriaDelia Enría consideró en la baja incidencia de algunas de estas enfermedades constituye un factor que influye en los niveles de alerta: “Cuando descienden los casos, producto de acciones de control, la comunidad piensa que han desaparecido. Entonces disminuye el financiamiento para el trabajo en las áreas que estudian y atienden estas enfermedades”.
Para la codirectora, el trabajo interdisciplinario es clave en el control de las zoonosis. Incluso, esto contribuiría a disminuir su impacto. “Alguien que haya trabajado solo en las ciencias biológicas no va a estar preparado para abordar la complejidad de los brotes. La comunidad científica está llamada a la interdisciplina y las zoonosis no son la excepción. Hay que discutir qué tipo de formación queremos para los profesionales que trabajan en estas áreas”, sostuvo.
Con respecto al lugar que tienen las zoonosis en los sistemas de salud, opinó que están en el escalón de las “enfermedades olvidadas”. “En el mundo la atención está centrada en las enfermedades crónicas”, diferenció. Y fundamentó su apreciación en un informe elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el que se analizaron los errores cometidos durante la epidemia de ébola. “Hay una preponderancia en la atención de las enfermedades no transmisibles como la hipertensión, la diabetes, la obesidad y el cáncer; mientras que hay otras, como las zoonosis, que tienen un espacio que debe ser ampliado y reforzado en el mundo”, remarcó.

 


 

Carrera en la UNNOBA

La Maestría en Prevención y Control de las Zoonosis es parte de oferta académica del Instituto de Posgrado de la Universidad. Está acreditada por la CONEAU (Resolución N° 11.555/13).
Más información en posgrado@unnoba.edu.ar

 


Deja un comentario

Reglamento de comentarios

La Universidad pone a disposición de la comunidad universitaria y de la sociedad en general un espacio de "comentarios", desde un espíritu participativo, pluralista y abierto a las opiniones, críticas, sugerencias y aportes que los usuarios de la web quieran realizar.

No obstante, debe aclararse que se moderan y eliminan comentarios que:

  • No se relacionen directamente con el tema abordado de la noticia.
  • Tengan contenidos difamatorios o denigrantes hacia personas o hacia la institución.
  • Inciten a la violencia o sean discriminatorios.
  • Tengan objetivos comerciales o incluyan números de teléfonos o direcciones.

Al mismo tiempo, al realizar estos comentarios el usuario deberá tener en cuenta que el espacio no es interactivo ni tiene por función brindar respuestas a consultas individuales. Para este fin, la comunidad deberá dirigirse a las áreas respectivas en las dos sedes (Roque Sáenz Peña 456, Junín; Monteagudo 2772, Pergamino), o bien escribir a algunos de los contactos electrónicos de la institución.