aumentar disminuir original
El Universitario | Enfoques

Generar gas a partir de estiércol

jacinto diabUn equipo de investigadores de la UNNOBA trabaja en un proyecto para construir un biodigestor que permita la obtención de gas natural a partir del estiércol de cerdo.

La investigación apunta a la construcción de un gasógeno con tecnología de punta para generar biogás y abastecer a pequeños productores. Como beneficio extra, este tipo de tecnología permitirá minimizar los efectos contaminantes producidos por los malos olores de los desechos orgánicos de los porcinos.

Jacinto Diab, director del proyecto y profesor de las carreras de Ingeniería Mecánica e Ingeniería Industrial, contó que docentes, graduados y alumnos de estas carreras trabajan conjuntamente para desarrollar el biodigestor.

El gasógeno piloto tiene previsto funcionar en el campo experimental de la Universidad, donde se recolectarán los desechos de los animales para calefaccionar los ambientes de ese predio.

El profesor de la materia “Procesos Industriales” consideró a la generación de gas como un proceso “simple”: se recolecta el estiércol de cerdo, luego del lavado con agua, y se lo vuelca en el biodigestor. “Una vez fermentado en el equipo se deriva el gas para su utilización a través de un caño que permite su salida. Ese caño es el encargado de transportar el gas natural al predio”, describió.

“Pretendemos que el equipo diseñado sea una fuente de energía confiable para que el productor la pueda utilizar siempre, y que no sea algo alternativo que solo funcione por períodos”, dijo Diab, también docente de la asignatura Vehículos Autopropulsados y Maquinarias Agrícolas.

El investigador explicó que la colocación de un gasógeno en un campo soluciona además un efecto indeseable: “Generalmente los criaderos con sus desechos originan un problema ambiental severo, en el caso de que sean muy grandes y contengan muchos animales”.

Diab también especificó cómo será el aparato que apuntan desarrollar desde la UNNOBA: “No buscamos crear un gasógeno simple como el que uno puede conseguir eventualmente en el mercado, sino un equipo de alto rendimiento, totalmente automático y confiable”.

Calefacción y luz eléctrica

El gas natural es un hidrocarburo conformado por átomos de carbono e hidrógeno. La descomposición de los desechos orgánicos genera, como parte del proceso natural, gas metano, el hidrocarburo más común y simple de utilizar. Uno de sus posibles usos es la calefacción. “A través de la descomposición del estiércol, el gas que se crea es más o menos igual al gas que se utiliza en la cocina”, explicó Diab.

El director del proyecto de investigación puntualizó que el gas producido por el estiércol de cerdo también puede quemarse para producir energía eléctrica: “Se realiza en un generador y es necesario contar con una turbina o un motor de combustión interna”.

Los investigadores apuntarán a la creación de un equipo de alto rendimiento y rentable: “Se busca automaticidad, rapidez y mayor porcentaje en la producción del metano. Lograr el producto y el resultado deseado implica que el proceso de trabajo sea constante”.

Sometido a una temperatura determinada el estiércol del cerdo libera dióxido de carbono y, con cierta falta de oxígeno, genera el metano: “Por eso se requiere la construcción de un biodigestor tecnológico que aplique cierta presión y temperatura”.

Diab definió al metano que sale del biodigestor como un “gas sucio” que puede ser purificado de manera simple y rápida: “Se lo hace pasar por un filtro de manera sencilla. Generalmente es hecho con hierros, donde oxidan el hierro y lo que queda es el gas purificado”.



Título del proyecto de investigación:
Construcción de un prototipo de biodigestor para establecimientos agroalimenticios

Director
Jacinto Diab

Docentes:
Omar Mosquera, Silvina Carrizo, Daniel Galli, Sergio Commiso, Ernesto Cascardo

Graduados:
Daniel Pubill, Mauricio Busso

Alumnos:
Juan Pablo Longinotti, Edgardo Daniel Rastelli, Diego Ariel Ramos, Pablo Gabriel Bavio Lucas Borassi, Julio César Lombardi, Martín Montecelli.

Personal de Apoyo:
Javier Battistelli


Deja un comentario

Reglamento de comentarios

La Universidad pone a disposición de la comunidad universitaria y de la sociedad en general un espacio de "comentarios", desde un espíritu participativo, pluralista y abierto a las opiniones, críticas, sugerencias y aportes que los usuarios de la web quieran realizar.

No obstante, debe aclararse que se moderan y eliminan comentarios que:

  • No se relacionen directamente con el tema abordado de la noticia.
  • Tengan contenidos difamatorios o denigrantes hacia personas o hacia la institución.
  • Inciten a la violencia o sean discriminatorios.
  • Tengan objetivos comerciales o incluyan números de teléfonos o direcciones.

Al mismo tiempo, al realizar estos comentarios el usuario deberá tener en cuenta que el espacio no es interactivo ni tiene por función brindar respuestas a consultas individuales. Para este fin, la comunidad deberá dirigirse a las áreas respectivas en las dos sedes (Roque Sáenz Peña 456, Junín; Monteagudo 2772, Pergamino), o bien escribir a algunos de los contactos electrónicos de la institución.