aumentar disminuir original
Vida Universitaria

Lima: “Fue una aventura que valió la pena”

“Siempre la creación de una universidad es un hecho importante, pero el nacimiento de la UNNOBA se encadena históricamente con cuestiones singulares que no se dan en otros lugares”. De este modo empezó su charla el ex rector organizador de esta institución, el ingeniero Luis Lima. La presentación del libro de Lima, Génesis y desarrollo de la UNNOBA, fue el cierre especial que tuvo el III Encuentro Internacional de Políticas Académicas y Científico-Tecnológicas.

Un libro que nace es siempre un motivo de festejo y, en este caso, lo fue por partida doble, ya que se presentó en el marco de las celebraciones de la UNNOBA. El ingeniero Lima no pudo ocultar su emoción al decir: “Diez años son bastantes y son muy poco. Es decir, el camino recién empieza para nosotros, pero creo que empieza muy bien. A diez años de su nacimiento podemos confirmar que el camino seguido es un buen camino”.

Génesis de una idea

“Las circunstancias que me tocaron vivir fue lo que intenté volcar en el libro”, indicó Lima. Algunos detalles de esas características propias de la génesis de la UNNOBA fueron abordados en la charla que brindó en el Aula Magna que tiene la universidad en la ciudad de Junín. El ex rector organizador se remontó a la creación de los Centros Universitarios de Junín y Pergamino, espacios en los que “se empezó a crear lo académico”. “La universidad empieza a gestarse a través de esos primeros cursos que dábamos frente a la plaza, al lado de la iglesia en una casa grande y con gente que viajaba desde La Plata. Era toda una aventura que valió la pena”, rememoró.

Luego, Luis Lima se refirió a circunstancias históricas y políticas. “El mundo había discutido qué tipo de universidad quería poco antes de aquel diciembre de 2002, del que ahora se cumplen diez años”. Y señaló a uno de los protagonistas de ese camino: Marco Antonio Rodrigues Dias -doctor Honoris Causa de esta universidad- que en 1993 advirtió los ataques que sufría la universidad y como director general de Educación Superior de la UNESCO tomó la iniciativa de responder. Lima indicó que en aquel momento “el Banco Mundial daba consejos para que los países en desarrollo se ocuparan únicamente de la educación primaria y secundaria y que la educación superior quedara en manos de los países centrales”. Además, por su parte, “la Organización Mundial de Comercio quería ubicar a la educación como un commodity”.

En ese clima hostil fue que apareció Marco Antonio Rodrigues Dias: “Él se propuso organizar una discusión de los universitarios, de la gente que nos preocupamos por la universidad y no de los que tienen los fondos para invertirlos en algo que da ganancia”. Se dio comienzo entonces a la creación de grupos de estudio en distintos temas universitarios. “Trabajamos en el Grupo Montevideo a cargo de Jorge Brovetto -también doctor Honoris Causa de la UNNOBA-. Estudiamos documentos, preparamos temas y pensamos qué debía ser una universidad del siglo XXI”.

Se hicieron cinco encuentros en distintas regiones del mundo que tenían el objetivo de arribar a una reunión plenaria en París en el año 1998. Lima recuerda especialmente la primer conferencia regional, realizada en La Habana, Cuba, en noviembre de 1996: “La declaración fue redactada prácticamente por nuestro grupo, con absoluta y pura esencia reformista”. Es que la Reforma Universitaria que se inició en la Universidad Nacional de Córdoba en 1918 impactó de manera significativa en varias generaciones de universitarios de Argentina y Latinoamérica. Su estela se mantiene hasta hoy. El ex rector de la UNNOBA reivindica la presencia de su espíritu en la declaración final que la UNESCO realizó en París en octubre de 1998. “4500 personas, representantes de 184 países votaron por unanimidad una declaración sobre lo que debe ser una universidad del siglo XXI. La opinión unánime de los universitarios del mundo. Y eso sucedió cuatro años antes del nacimiento de la UNNOBA”, detalló Lima.

La declaración de la Conferencia Mundial de Educación Superior de la UNESCO de 1998 es para Lima una circunstancia que demarca históricamente lo que sucederá con la UNNOBA. “El derecho a la educación es nada menos la batalla que llevamos a París de la mano de Marco Antonio Rodrigues Dias, de Jorge Brovetto y muchos otros. Por eso ésta es una universidad reformista”, expresó. Y finalizó diciendo: “Si uno analiza teóricamente los puntos de la Declaración de París se da cuenta que es la Reforma de Córdoba pero modelo 1998. Ahí se toma conciencia de que la Reforma que nació acá es algo de vanguardia, no una estudiantina, y que fue un verdadero cambio de paradigma universitario, una revolución que marcó el inicio de un camino”.


Reconocimiento a la trayectoria
El rector de la UNNOBA, GuillermoTamarit, abrió la presentación del libro Génesis y desarrollo de la UNNOBA, con un reconocimiento a su autor: “Quiero precisar que Luis Lima ha transmitido a todo un grupo de universitarios, entre los que me encuentro, el valor de las ideas, el valor de tener una ideología que debe transformarse en una conducta. Y Luis da testimonio de una coherencia avasallante de conducta. Nuestra obligación como partícipes de esta historia es seguir manteniendo esos principios y esa conducta, que es el principal legado de este maestro universitario que es el ingeniero Lima”.

Deja un comentario

Reglamento de comentarios

La Universidad pone a disposición de la comunidad universitaria y de la sociedad en general un espacio de "comentarios", desde un espíritu participativo, pluralista y abierto a las opiniones, críticas, sugerencias y aportes que los usuarios de la web quieran realizar.

No obstante, debe aclararse que se moderan y eliminan comentarios que:

  • No se relacionen directamente con el tema abordado de la noticia.
  • Tengan contenidos difamatorios o denigrantes hacia personas o hacia la institución.
  • Inciten a la violencia o sean discriminatorios.
  • Tengan objetivos comerciales o incluyan números de teléfonos o direcciones.

Al mismo tiempo, al realizar estos comentarios el usuario deberá tener en cuenta que el espacio no es interactivo ni tiene por función brindar respuestas a consultas individuales. Para este fin, la comunidad deberá dirigirse a las áreas respectivas en las dos sedes (Roque Sáenz Peña 456, Junín; Monteagudo 2772, Pergamino), o bien escribir a algunos de los contactos electrónicos de la institución.