aumentar disminuir original
Universitarias

Se reformó el Estatuto Universitario

La Asamblea Universitaria reunida en el Salón de la Democracia Argentina aprobó la reforma del Estatuto Universitario en una sesión realizada el 10 de abril.

El acto estuvo presidido por el rector Guillermo Tamarit y coordinado por el secretario General, Juan Pablo Itoiz. Participaron los asambleístas que representan a los diferentes claustros universitarios (estudiantes, docentes, auxiliares docentes, no docentes), además de los directores de las Escuelas.

El secretario Legal y Técnico, Pablo Petraglia, explicó en su rol de “miembro informante” que la convocatoria a asamblea surgía para dar respuesta a un fallo de la Corte Suprema  que requería la modificación de los artículos 24 y  25 del Estatuto anterior, los cuales permitían que los estudiantes formen parte del jurado con “voz y voto” en los procesos de selección de cargos docentes.

Concretamente, el fallo de la Corte cuestionaba que los estudiantes conformaran el Jurado en igualdad de condiciones que el resto de los integrantes evaluadores. “El fallo de la Cámara fue a favor de la UNNOBA, pero el Ministerio hizo una apelación y finalmente la Corte hizo una nueva interpretación del artículo 51 de la Ley de Educación Superior, cambiando la jurisprudencia que tenía. De esta manera, la convocatoria a Asamblea responde a la necesidad de la Universidad de adecuarse a esta nueva interpretación de la Ley”, detalló el secretario Legal.

En ese marco guiado por la necesidad de respetar la ley, la UNNOBA realizó nuevas incorporaciones y algunos cambios al estatuto. “Se aprovechó la oportunidad para realizar otras modificaciones que a lo largo del devenir de la universidad se consideró necesarias”, especificó Petraglia.

Para el proyecto trabajó una comisión creada ad hoc del Consejo Superior. Además de modificar la naturaleza jurídica del rol estudiantil en los concursos docentes (quienes desde ahora son veedores y ya no jurados), una de las cuestiones centrales  fue la de incorporar dentro de los Principios y bases del Estatuto el Manifiesto Liminar. “Esto ocurre en un momento muy particular, ya que este año se celebra el centenario de la Reforma Universitaria”, dijo Petraglia.

Otro de los puntos centrales fue “la incorporación de una perspectiva de género dentro de la Universidad y cuestiones derivadas de la transparencia y de la rendición de cuentas como uno de los ejes de la gestión administrativa”.

Además, el nuevo Estatuto incluye un capítulo de Enseñanza, incorporando la formación preuniversitaria, a partir de la reciente creación de la Escuela Secundaria Presidente Domingo Faustino Sarmiento. “Los institutos académicos tienen también rango estatutario, y se modifica las formas de elección del director y del consejo consultivo”, describió el secretario Legal.

También se modificaron las vigencias de los concursos, unificando en siete años la duración de profesores y auxiliares en sus cargos ordinarios. “Esto deberá ser acompañado por modificaciones en la ordenanza de concurso, que deberán ser tratadas por Consejo Superior”, explicó Petraglia como miembro informante.

La Reforma también introduce un capítulo de Evaluación y autoevaluación que no estaba a nivel estatutario. “Nosotros hemos tenido una autoevaluación y una evaluación externa como lo manda la Ley de Educación Superior y se creyó conveniente incorporar un capítulo específico”, dijo el secretario Legal.

Además, en el capítulo de Patrimonio, Recursos y Gastos se incorporan dos ítemes nuevos en relación a los recursos de la Universidad, “para expresar de mejor manera dentro del presupuesto de los saldos de ejercicios anteriores o de las colocaciones de carácter permanente o temporario que realice la Universidad”. “Estos no estaban especificados en el estatuto anterior”, consideró el informante.

Otro de los cambios que aparecen con esta reforma es la diferenciación de las categorías de estudiante y alumno. “Se ha adecuado el lenguaje, siendo estudiante el género y alumno la especie. El alumno tienen derechos políticos en cambio estudiantes son todos aquellos que hacen el esfuerzo de estudiar dentro de la UNNOBA”, planteó Petraglia incluyendo en este último agrupamiento a los estudiantes de extensión, posgrado y del nivel preuniversitario.

La Auditoría Interna es otra de las incorporaciones que tiene lugar a nivel estatutario. “De esta manera se reafirma la potestad de la universidad de realizar su propio control interno, por sobre cualquier eventual injerencia externa del Poder Ejecutivo que pretenda algún tipo de sumisión. La Universidad se somete a control externo de la Auditoria General de la Nación, conforme la ley, pero el control interno lo ejerce la propia universidad, en coordinación y no bajo sumisión del Poder Ejecutivo”, señaló Petraglia.

Dos artículos en conflicto

Salvo los artículos referidos al rol de los alumnos dentro de los concursos docentes (ahora 27 y 28, los cuales no fueron aprobados por el claustro estudiantil), el resto de los puntos fue aprobado por unanimidad por parte de los asambleístas.

El asambleísta estudiantil Walter Spillman explicó los motivos por los que el claustro no acompañaba la modificación relacionada con el rol de veedores que, de ahora en más, tendrán los estudiantes en los concursos docentes: “Resulta una paradoja que a pocos meses de que se cumpla el centenario de la Reforma Universitaria en la que aquellos jóvenes transgresores desafiaron el orden instaurado y crearon un nuevo paradigma político, educativo, cultural y social que se extendió por toda la Latinoamérica, hoy estemos reunidos para ajustarnos a una resolución judicial que va en contramano de los principios reformistas”.

“Los mismos estudiantes que hoy somos parte del cogobierno para elegir a nuestros representantes, para elegir a la máxima autoridad de la institución, para decidir en el pleno del Consejo Superior la forma en que se distribuyen nuestros recursos, nos veremos imposibilitados de evaluar a los docentes que nos forman de manera humana y profesional”, criticó Spillman y afirmó: “Somos nosotros los que mejores conocemos a los equipos docentes, analizando sus competencias, asistencias, metodologías y formas de evaluación”.

El asambleísta criticó: “Hoy nos encontramos sufriendo la decisión de jueces que se formaron en nuestras universidades pero que no lograron entender el legado de la Reforma y el concepto más profundo de la educación superior en Argentina”.

Spillman también se refirió a la necesidad de modificar la Ley de Educación Superior ya que, según su opinión, “no está a la altura de las circunstancias”. “Será tarea de toda la comunidad universitaria el debate por una ley que promueva las libertades y el funcionamiento de los órganos democráticos de las universidades”.

Finalmente, Spillman concluyó su exposición criticando el fallo y parafraseando el Manifiesto Liminar: “Nos apena decir que hoy contamos en nuestro país con una vergüenza más y una libertad menos, pero seguimos creyendo que los dolores que nos quedan son las libertades que nos faltan”.

En tanto, el profesor Claudio Contreras apoyó la postura del claustro estudiantil y felicitó a Spillman por su exposición. “Estamos haciendo esto con pesar, no como producto de una convicción”, aclaró el asambleísta del claustro docente en relación a la necesidad que tiene la UNNOBA de respetar el fallo de la Corte. “Más bien actuamos en base a una necesidad y a la obligación que tenemos como responsables legales de esta Universidad, ya que cada uno de los que integramos los órganos de gobierno lo somos. Es decir, mi voto es por la afirmativa pero con estas aclaraciones que solicito consten en actas”, remarcó.

El cierre del rector

En línea con los oradores docentes de la jornada (Claudio Contreras y Marcelo Sena), el rector resaltó el rol de los estudiantes en el gobierno universitario: “La historia de la universidad argentina tiene un signo muy distintivo con sus estudiantes y esta universidad particularmente ha actuado en esa línea. Pero estas modificaciones que hacemos tienen que ver con la responsabilidad institucional que nos compete”.

El doctor Tamarit aclaró: “Sin embargo, el espíritu de la UNNOBA no va a cambiar por ello. No hemos tenido ningún problema por la participación de los estudiantes en los concursos y creo que los docentes no van a prescindir de tener en cuenta las opiniones de los alumnos para tomar su propias decisiones en los concursos”.

Así y todo el rector planteó la necesidad de encauzar las discusiones de la comunidad universitaria a partir de una visión más amplia: “Lo que no queremos es desviar cuestiones que la UNNOBA tiene por debatir en adelante, de cara a los desafíos que vienen. Hasta aquí hemos hecho una gran tarea, pero no es suficiente. Para ser una universidad de estos tiempos debemos dejar de hacer algunas cosas que fueron oportunas en su momento y emprender otras nuevas”.

En ese sentido, el rector consideró que una de las principales dificultades que la UNNOBA tiene es su prestigio y consenso social. “Esto le hace más difícil cambiar”, consideró.

Finalmente, se dirigió hacia los asambleístas presentes exhortándolos a trabajar por los retos futuros: “Hay un reconocimiento social que no nos impulsa al cambio, que nos hace mantenernos en un lugar de comodidad. Sin embargo, hay una gran tarea por delante por la que seguramente los volveremos a convocar, que tiene que ver con tomar este centenario para un relanzamiento de la universidad argentina frente a los desafíos que tenemos por delante y no frente a la poética de la nostalgia. Como siempre digo, la educación es atrapar el futuro y hay situaciones que podrían hacernos perder de vista ese futuro. Particularmente, creo que debemos abocarnos en reflexionar acerca de los sectores que no están llegando a la Universidad o que cuando llegan tienen más dificultades”.

 

 


Deja un comentario

Reglamento de comentarios

La Universidad pone a disposición de la comunidad universitaria y de la sociedad en general un espacio de "comentarios", desde un espíritu participativo, pluralista y abierto a las opiniones, críticas, sugerencias y aportes que los usuarios de la web quieran realizar.

No obstante, debe aclararse que se moderan y eliminan comentarios que:

  • No se relacionen directamente con el tema abordado de la noticia.
  • Tengan contenidos difamatorios o denigrantes hacia personas o hacia la institución.
  • Inciten a la violencia o sean discriminatorios.
  • Tengan objetivos comerciales o incluyan números de teléfonos o direcciones.

Al mismo tiempo, al realizar estos comentarios el usuario deberá tener en cuenta que el espacio no es interactivo ni tiene por función brindar respuestas a consultas individuales. Para este fin, la comunidad deberá dirigirse a las áreas respectivas en las dos sedes (Roque Sáenz Peña 456, Junín; Monteagudo 2772, Pergamino), o bien escribir a algunos de los contactos electrónicos de la institución.