aumentar disminuir original
Investigacion | Universitarias

Declararon de interés provincial el hallazgo de una investigación sobre trigo

La Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires declaró de interés provincial el trabajo publicado en la revista “Theoretical and Applied Genetics” titulado “Identification and validation of QTL for spike fertile floret and fruiting efficiencies in hexaploid wwheat  (Triticum aestivum L.)”. Una de las autoras principales es Nicole Pretini, egresada de la Licenciatura en Genética de la UNNOBA y becaria doctoral del CONICET en el CITNOBA (CONICET-UNNOBA-UNSAdA); quien comparte la tarea con Leonardo S. Vanzetti , Ignacio Terrile, Andreas Börner, Jörg Plieske, Martín Ganal, Marion Röder, y Fernanda G. González (docente de grado y posgrado de la UNNOBA, investigadora independiente del CONICET en el CITNOBA e investigadora de la Estación Experimental Agropecuaria Pergamino de INTA).

Por iniciativa de la diputada provincial Susana Lázzari, la declaración de interés provincial destaca el logro científico y la articulación interinstitucional a nivel nacional e internacional del trabajo que logró identificar y validar segmentos genómicos que determinan la fertilidad de la espiga de trigo, lo que permite pensar en una selección por rendimiento asistida por marcadores moleculares. Se trata de un trabajo interdisciplinario dirigido por la docente e investigadora Fernanda González en el que intervienen investigadores del CONICET, del INTA y de la UNNOBA.

Luego de varios años lograron identificar ciertos rasgos cuantitativos que son segmentos genómicos o QTL, dentro de los cuales se encuentran los genes asociados a una característica, en este caso la fertilidad de la espiga, que explica mucho las variaciones de potencial de rendimiento de los cultivares de trigo sembrados en Argentina.

Usualmente el mejoramiento del potencial de rendimiento se hace de manera empírica, luego de varios años de avance de generaciones, sembrando muchas parcelas en el campo y después de la cosecha se seleccionan los cultivares de acuerdo al rendimiento obtenido. Las regiones que se identificaron y validaron en esta investigación resultan novedosas a nivel internacional y aportan herramientas para asistir molecularmente la selección en etapas tempranas del mejoramiento, permitiendo un avance más rápido de la misma.   

Para estudiar las bases genéticas de esta característica, identificaron ‘padres’ con distinta fertilidad de espiga, pero similares en el resto de las características de rendimiento, con el fin de producir poblaciones conocidas como haploides duplicados que surgen del cruzamiento de esos padres.

Esas poblaciones nuevas fueron genotipadas con un chip de 90.000 SNPs (polimorfismos de base única o Single Nucleotide Polymorphisms, en inglés) en colaboración con investigadores del Leibniz Institute of Plant Genetics and Crop Plant Research y Trait Genetics GmbH, de Alemania. Y con estos datos confeccionaron el mapa genético y estudiaron el fenotipo de las poblaciones (esto es, midieron las características visibles o cuantificables de las plantas).

Una vez identificadas las regiones QTL, diseñaron marcadores moleculares tipo KASP (Kompetitive Allele Specific PCR, por su sigla en inglés) para identificar mutaciones individuales y desarrollaron nuevas poblaciones segregantes que permitieron validar la presencia y efecto de los QTL.

En el futuro, los principales usuarios de esta tecnología serán los programas de mejoramiento que podrán contar con nuevas herramientas para seleccionar un carácter muy complejo, como la fertilidad de la espiga.